10 señales de advertencia de Alzheimer y demencia

¿Cómo saber si una persona mayor tiene la enfermedad de Alzheimer u otro tipo de demencia? Si tu papá o tu mamá continuamente olvidan dónde ponen sus llaves o mamá parece confundirse fácilmente en estos días, ¿puede significar que tienen una enfermedad neurodegenerativa progresiva? No necesariamente. Cada persona experimenta diferentes síntomas con diferentes severidades, pero hay algunas señales básicas de advertencia que puedes empezar a identificar. 

Indicadores tempranos de la enfermedad de Alzheimer y demencia

  • Olvido y pérdida de memoria a corto plazo
    El síntoma más común de la mayoría de los tipos de demencia es la pérdida de memoria. Sin embargo, el hecho de que papá no recuerde dónde puso sus zapatos o llama a los nietos con nombres incorrectos no significa que tenga Alzheimer. Todos olvidamos los detalles de una conversación de vez en cuando, pero los primeros efectos de esta enfermedad pueden hacer que una persona olvide conversaciones enteras que tuvieron lugar hace sólo unos momentos. El Alzheimer generalmente afecta primero la memoria a corto plazo, lo que significa que una persona olvida la información que aprendió recientemente. Las personas tienen problemas para recordar fechas y eventos importantes y con frecuencia solicitan la misma información repetidamente. Incluso pueden perder la capacidad de reconocer a los miembros de su familia.
  • Falta de concentración y mayor confusión
    Confundirse acerca de tiempos y lugares es un indicador común. La dificultad para concentrarse puede hacer que las actividades normales demoren mucho más de lo que solían hacerlo. Las personas pueden olvidar dónde están o cómo llegaron allí, o pueden perderse tratando de llegar físicamente a lugares familiares. Pueden tener dificultades para diferenciar entre los eventos que ocurrieron en el pasado, los que ocurrirán en el futuro o las cosas que tienen lugar en el presente. Pueden perder la noción de las estaciones y el paso general del tiempo, lo que hace que se presenten a citas o planes sociales en el momento equivocado o no lo hagan.

mali-desha-DrFp1cx1Xuo-unsplash

  • Perder cosas
    Una persona con Alzheimer puede comenzar a colocar cosas en lugares cada vez más inusuales. Todos tienden a extraviar las llaves de su automóvil y de su casa de vez en cuando, pero encontrar las llaves “perdidas” en el congelador podría indicar un problema más grave. Una persona mayor puede perder cosas y no puede usar el método simple de volver sobre sus pasos para encontrar los artículos. Esta situación puede incluso convertirse en acusaciones de robo cuando no pueden encontrar una pertenencia personal que, sin saberlo, hayan perdido. Esto puede conducir a la paranoia, y pueden reaccionar colocando sus cosas en escondites aún más inusuales para frustrar al “ladrón”.
  • Dificultad para realizar tareas familiares
    Esta condición también afecta la capacidad para realizar tareas cotidianas normales. Las personas pueden tener problemas para coordinar y recordar cómo conducir, cocinar su receta favorita o jugar un juego familiar. Pueden comenzar a depender más de un cónyuge o miembro de la familia para hacer cosas por ellos que alguna vez disfrutaron haciendo ellos mismos. Los síntomas también pueden afectar las capacidades visuales de uno, como la percepción de profundidad, juzgar la distancia y ver los colores. Estos cambios pueden hacer que la familia y los amigos noten una mayor dificultad para realizar las cosas, accidentes, caídas y otros percances poco característicos.
  • Problemas del lenguaje y del habla
    El Alzheimer afecta la forma en que los enfermos crean y procesan el lenguaje. Por lo general, tienen problemas para recordar las palabras correctas en las conversaciones y al escribir. Algunas personas mayores pueden compensar mediante el uso de palabras genéricas sustitutivas, otras pueden crear sus propios términos para objetos o acciones. Por ejemplo, alguien con demencia podría llamar a un reloj un “reloj de mano”. Esta confusión y la capacidad limitada para encontrar palabras también pueden hacer que se detengan abruptamente en medio de oraciones o conversaciones.
  • Problemas con las matemáticas simples
    Las personas en las primeras etapas de la demencia pueden tener dificultades para trabajar con números, incluidos los problemas matemáticos simples que han hecho toda su vida. Pueden tener dificultades para equilibrar su chequera o realizar cálculos de suma y resta. Las matemáticas no son fáciles para todos, pero la incapacidad para completar problemas básicos de rutina es un claro indicador de que algo está mal.
  • Problemas con el juicio
    Busque cambios en las habilidades de toma de decisiones, procesos de pensamiento racionales y juicio. Una persona que ha tomado decisiones ambiguas o riesgosas toda su vida probablemente no tiene una afección médica que cause estos comportamientos. Sin embargo, la demencia podría ser la culpable en un escenario en el que una persona lógica que solía sopesar cuidadosamente todas sus opciones y tomar decisiones informadas de repente comienza a exhibir un juicio cuestionable. Esto podría incluir caer en ofertas que son claramente estafas, gastos imprudentes o vestirse inapropiadamente para el clima.
  • Cambios de personalidad y cambios de humor
    Las personas pueden mostrar cambios en la personalidad y cambios repentinos de humor . Pueden volverse temerosos, desconfiados, deprimidos o ansiosos. Una persona segura puede volverse tímida. Pueden enojarse fácilmente y frustrarse especialmente en lugares nuevos o públicos donde están fuera de su zona de confort.
  • Los cambios en el aseo y la higiene personal
    La atención al cuidado personal repentina o en constante declive, como bañarse con poca frecuencia, usar la misma ropa día tras día y no cepillarse los dientes, son indicadores comunes de demencia. Si una persona mantuvo su casa inmaculada toda su vida pero de repente deja de limpiar y permite que se acumule el desorden, podría ser motivo de preocupación con respecto a su estado mental.
  • Retirarse de amigos y familiares
    Finalmente, retirarse de las oportunidades y actividades sociales que alguna vez disfrutaron puede ser una señal de alerta. Las personas afectadas tienden a esquivar estas situaciones para evitar llamar la atención sobre sus fallas de memoria o dificultades para comunicarse. Por lo general, se sienten avergonzados por su incapacidad para conversar o realizar tareas como alguna vez lo hicieron. La depresión relacionada con este cambio en las habilidades también puede provocar la retirada de las situaciones sociales.

Si nota alguno de estos signos y cree que alguien que ama puede tener la enfermedad de Alzheimer u otra forma de demencia, haga una cita con el médico de inmediato. El diagnóstico temprano es crucial para descartar afecciones curables que pueden imitar la demencia, idear estrategias de atención y tratamiento, y planificar para el futuro.

Fuentes: 

Alzheimer’s Association. (2019)10 Warning Signs of Alzheimer’s Disease.https://www.alz.org/media/Documents/alzheimers-dementia-memory-loss-alzheimers-10-warning-signs-b.pdf

Alzheimer’s Association. (2020). 10 Early Signs and Symptoms of Alzheimer’s https://www.alz.org/alzheimers-dementia/10_signs

No hay reseñas de “10 señales de advertencia de Alzheimer y demencia”

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Required fields are marked *

*