8 años dándole VIDA A LOS AÑOS, una reflexión personal

Cada septiembre estamos de fiesta, es nuestro aniversario y esa idea que nació con un fuerte deseo de que existiera un servicio de cuidados para mayores más profesional ha crecido, evolucionado y se ha convertido en una empresa social donde confluimos personas con la misma pasión.

Recuerdo con alegría y nostalgia las primeras ideas, la primer junta,  el primer uniforme, las preguntas …¿cómo nos podríamos llamar? ¿a quién contratar? ¿cómo comunicar? Recuerdo a los primeros colaboradores, a nuestro primer cliente (quien todavía lo es), el nacimiento de la idea de club de día, la música que escuchaba mientras imaginaba cómo sonaría en nuestro soñado centro.

Después, la llegada de los primeros socios, la primer tarde bohemia, los primeros sinsabores, las primeras lágrimas cuando las cosas no iban como habíamos imaginado y sobre todo cuando descubrimos nuestra misión, porque de alguna forma ya estaba ahí, solo tuvimos que entenderla… vamos a darle VIDA A LOS AÑOS.

Y aunque cumplimos 8 años como Gericare, no puedo dejar fuera el camino personal que me pone aquí, la vivencia familiar de una abuela con demencia y la decisión, hace 15 años, de empezar mi formación en gerontología,  los viajes por cada país con el deseo incansable de aprender que a la fecha sigue vigente. Cada maestro, curso, congreso, viaje y libro leído le ha dado un ingrediente a lo que hoy creo sobre la gerontología.

Siento que hemos subido una montaña, parecen pocos años pero han sido muy intensos, luchando contra corriente, tratando de generar conciencia y trabajando en un campo que demanda mucho corazón, porque trabajamos con vidas.

Gracias a cada familia y cada persona mayor que ha creído en GERICARE, gracias por su paciencia y generosidad, gracias porque al creer van validando nuestra labor y  han puesto su granito de arena en la construcción de la cultura gerontológica donde todos queremos envejecer.

Gracias a cada colaborador que ha dedicado lo más valioso que tiene, su tiempo, en esta misión compartida, lo que cada uno ha aportado es parte del ADN de lo que hoy es GERICARE.

Quiero creer que somos la mejor empresa de servicios para Adultos Mayores, pero eso no lo puedo afirmar, lo que sí puedo es contarles que GERICARE está sostenido por el mejor equipo del mundo, que hay un deseo incansable de mejorar, de entregar más valor y que seguimos en pie, con los mismo pilares de calidez, profesionalismo e innovación que nos caracterizan y reiteramos nuestra misión de darle VIDA A LOS AÑOS, por muchos años más.

 

Bárbara Diego,

Cofundadora y Directora General.

 

No hay reseñas de “8 años dándole VIDA A LOS AÑOS, una reflexión personal”

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Required fields are marked *

*