#ConociendoLasDemencias: Demencia Vascular y Accidentes Cerebrovasculares

El cerebro es uno de los órganos más complejos del cuerpo humano. Para poder controlar todas las funciones del cuerpo se requiere mucho trabajo, tanto que el cerebro utiliza ¡casi el 20% de todo nuestro oxígeno y energía!

Esta energía, oxígeno y nutrientes llegan a las células del cerebro, a través del sistema circulatorio, es decir en la sangre y son utilizadas por este órgano para coordinar todas las funciones vitales del cuerpo.

Pensando en esto, podemos imaginarnos los graves, y posiblemente fatales, problemas que causaría una falla en el riego de sangre a nuestro cerebro. Las células pueden morir por falta de oxígeno, o dejar de funcionar correctamente por falta de energía y afectar toda clase de funciones del cuerpo.

Desafortunadamente, este problema es relativamente común y con la edad incrementa el riesgo de tener problemas cerebrovasculares.

¿Qué es la demencia vascular?

La demencia vascular es un tipo de demencia que se desarrolla cuando hay problemas con el flujo de sangre hacia el cerebro lo cual causa muerte o daño celular en ciertas zonas del cerebro. Esto provoca un declive en la memoria y/o otras habilidades mentales de una persona y afectan su capacidad para actuar independientemente en su vida diaria.

Se trata de la segunda forma más común de demencia, tras la enfermedad de Alzheimer. Aproximadamente un 20% de todas las personas con demencia tienen alguna forma de demencia vascular ya sea sólo demencia vascular, o acompañada de otro tipo de demencia.

La demencia vascular se desarrolla normalmente como resultado de un accidente cerebrovascular.

Accidentes cerebrovasculares

Hay distintos tipos de accidentes cerebrovasculares.

Puede ocurrir un infarto cerebral, es decir, se corta el flujo de sangre a una parte del cerebro a causa del bloqueo de alguna arteria por un coágulo. Esto causa que no llegue el oxígeno al tejido cerebral lo cual causa daño o incluso la muerte de las células.

También pueden ocurrir varios micro-infartos a la vez, o puede haber una hemorragia por una ruptura de alguna arteria.

Estos son acontecimientos sumamente peligrosos porque pueden pasar desapercibidos, especialmente los micro-infartos, por lo que es importante estar al pendiente de los síntomas que aparecen repentinamente:

  • Mareo
  • Dificultad para caminar
  • Pérdida repentina de balance y coordinación
  • Problemas para hablar y entender
  • Parálisis o entumecimiento de una parte de la cara y el cuerpo
  • Visión oscurecida o pérdida de visión
  • Dolor de cabeza repentino, acompañado de vómito y náusea

Después de uno de estos eventos se sufren secuelas, incluso meses después. Pueden desarrollarse problemas de movilidad, problemas de visión, complicaciones para hablar y comer, dolores o alteraciones neuropsicológicas como la demencia.

Síntomas y factores de riesgo de la demencia vascular

Puede ser difícil de detectar pues los síntomas coinciden con los de otras demencias. Pero el aspecto clave es que se desarrolla después de accidentes cerebrovasculares.

Después de un accidente cerebrovascular, algunos indicios de una demencia pueden ser confusión, desorientación, problemas para hablar y entender, pérdida de visión y cambios en el carácter de la persona que puede ser lo más obvio para los familiares.

La alta prevalencia de este tipo de demencia, es preocupante, ya que en su mayoría los factores de riesgo son prevenibles. Algunos son:

  • Tener diabetes
  • Endurecimiento de las arterias (arterosclerosis)
  • Hipertensión
  • Tabaquismo
  • Accidentes cardiovasculares

La única manera de prevenir la demencia cerebrovascular es trabajar estos factores de riesgo que están asociados a malos hábitos.

Lo mejor que se puede hacer es intentar llevar una vida sana: comer saludable, hacer ejercicio, dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol y llevar un control médico para saber si padecemos alguna enfermedad y darle seguimiento con tratamiento.

Tomar estas medidas puede reducir dramáticamente el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y demencia vascular.

En México…

Las estadísticas del país indican que el promedio de los mexicanos no lleva una vida activa y saludable, especialmente las personas mayores. Lo cual explica que las enfermedades cerebrovasculares sean una de las principales causas de muerte en México y que la demencia vascular sea tan común.

México tiene unas de las prevalencias de obesidad y sobrepeso más altas de todo el mundo con más del 70% de la población adulta excediendo su peso recomendado.

El 20% de la población fuma activamente tabaco, y de la población mayor de 60 años cerca del 25% tienen diabetes y 58% hipertensión según la Secretaría de Salud.

Sin embargo, son tendencias que se pueden revertir. Podemos prevenir estas enfermedades cambiando nuestros hábitos, podemos prevenir la demencia vascular y los ataques cerebrovasculares.

Si sospechas que alguien puede estar sufriendo de un accidente cerebrovascular, o ya lo tuvo pero crees que puede presentar síntomas de demencia, es importante acudir al hospital cuanto antes para que sea evaluado. Entre más rápido se llegue al hospital después de un ataque, más probabilidades de reducir las secuelas que puedan desarrollarse.

 

Por: Staff GERICARE

¿Conoces a alguien con alguno de estos síntomas? ¿Necesitas asesoría? Agenda una cita gratuita con RED GERICARE. ¡Estamos para ayudarte! Márcanos al 01 800 000 GERI (4374)

 

Fuentes

Alzheimer’s Association. (s.f.). Alzheimer’s and Dementia. Obtenido de Vascular Dementia: https://www.alz.org/dementia/vascular-dementia-symptoms.asp

American Heart Association. (2018). American Stroke Association. Obtenido de El ataque isquémico al cerebro: http://www.strokeassociation.org/idc/groups/stroke-public/@wcm/@hcm/@sta/documents/downloadable/ucm_310739.pdf

IMSS. (2015). Salud en línea. Enfermedad Vascular Cerebral. Obtenido de Instituto Mexicano del Seguro Social: http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/enfermedad-vascular-cerebral

National Health Society. (2017). NHS. Obtenido de Vascular Dementia: https://www.nhs.uk/conditions/vascular-dementia/

Raichle, M., & Gusnard, D. (2002). Appraising the brain’s energy budget. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America.

Secretaría de Salud. (2015). Gobierno de México. Obtenido de Informe sobre la Salud de los Mexicanos : https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/64176/INFORME_LA_SALUD_DE_LOS_MEXICANOS_2015_S.pdf

Una reseña to “#ConociendoLasDemencias: Demencia Vascular y Accidentes Cerebrovasculares”

  1. 17 septiembre, 2018

    Administración Gericare Responder

    Hola muy buena tarde Fernando. Me gustaría dejarte nuestro número de teléfono para que puedas comunicarte con nosotros a la brevedad posible y con mucho gusto te daremos toda la información acerca de nuestros servicios y costos 01 81 8401 4015.

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Required fields are marked *

*