Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez.

Según la Organización Mundial de la Salud el maltrato a las personas mayores se define como “un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza”.

Dicho fenómeno puede adoptar diferentes formas, en el informe “Voces ausentes. La opinión de las personas mayores sobre el maltrato al mayor” (2002), las mismas personas mayores lo clasifican bajo 3 grandes categorías:

  • Negligencia: entendida como aislamiento, abandono y exclusión social.
  • Violación: ya sea de sus derechos humanos, legales o médicos.
  • Privación: de elección, de toma de decisiones, de situación social, de gestión económica y de respeto.

Según la OMS, se estima que por lo menos el 16% de las personas mayores de 60 años han sufrido algún tipo de abusos y que este número debiera ser más alto debido a los pocos casos en los que se realiza el reporte ante las autoridades.

 

Existen otras formas de abuso más sutiles, por ejemplo, el “lenguaje para viejos” (“elderspeak”), que consiste en utilizar una comunicación verbal y no verbal hacia ellos como si fueran niños o no supieran hablar, utilizando estructuras de lenguaje sencillas y un tono condescendiente, así como diminutivos.

En el fondo, esta forma de comunicación nos habla de la manifestación del “edadismo” (ageism), un término acuñado por R. Buttler en 1968 que se refiere a la discriminación y estereotipificación contra las personas basada en la edad y que se manifiesta en la sociedad de diversos modos, desde en la cultura popular a través de chistes, hasta en las políticas públicas que refuerzan el concepto de que la edad  es sinónimo de enfermedad, decrepitud, demencia, entre otros.

Como lo manifiesta la Declaración de Toronto (2002), el maltrato de las personas mayores sólo se podrá prevenir en forma eficaz si se desarrolla una cultura que favorezca la solidaridad intergeneracional y que rechace la violencia.

La INPEA (Red Internacional para la Prevención del Maltrato en el Anciano) realiza una serie de recomendaciones para dar respuesta al problema del maltrato a personas mayores y sugiere lo siguiente:

  • Crear y difundir un método de investigación para estudiar la violencia contra los mayores.
  • Diseñar y validar un instrumento de detección y evaluación para los profesionales sociales y sanitarios que trabajan en el ámbito comunitario.
  • Elaborar un inventario global de buena práctica
  • Movilizar a la sociedad civil mediante campañas de sensibilización que generen cambios de actitud hacia las personas mayores y sobre todo hacia los malos tratos.
  • Elaborar material didáctico dirigido a profesionales para un correcto abordaje del problema.

Este en un fenómeno complejo al que solo podremos hacer frente con un enfoque interdisciplinario y transversal que en la base de la estrategia contemple una educación para todas las edades y tenga como parte de sus objetivos el crear una sociedad para todas las edades.

 

Bárbara Diego-Pérez, Psicogerontóloga.

 

No hay reseñas de “Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez.”

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Required fields are marked *

*