La importancia de los cuidadores en una sociedad que envejece

El 5 de noviembre se conmemoró el día del cuidador y queremos hablar de la importante labor que cuidadores familiares y profesionales hacen en nuestra sociedad.

Como sabemos, las poblaciones de todo el mundo están envejeciendo rápidamente y este escenario sociodemográfico presenta desafíos y oportunidades en términos no sólo de salud, también sobre el nivel de participación de todos los miembros de la sociedad para afrontar esta nueva estructura poblacional. Cada 25 años, la población de adultos de 60 años o más se duplica y se espera que para el año 2050 en la Región haya aproximadamente 400 millones de personas mayores. En las Américas, una persona que cumple 60 años de edad vive en promedio 20 años más, y la que cumple 80 años vive unos 7 años más  (OMS, 2019).

¿Qué implica el cuidado?

Cuidar es una actividad humana que tiene un componente no profesional. Se habla del cuidado formal que proporcionan los profesionales de la Enfermería, y del cuidado informal o familiar, que es el que brindan los familiares, allegados y amigos (De la Cuesta, 2007). Los cuidadores tienen el deber de ayudar al dependiente a cubrir todas estas necesidades y hacer el día a día del paciente mucho más fácil y feliz. Suelen dedicar entre 6 y 12 horas diarias a cuidar de alguien, dependiendo de los casos.

¿Qué es un cuidador?

Para el INGER  (2019), un cuidador es quien asiste o ayuda a otra persona a realizar sus actividades de la vida diaria, ya sea de forma remunerada (recibiendo un salario) o no remunerada (sin recibir un sueldo). En México, los cuidadores suelen provenir del mismo núcleo familiar, siendo la mayoría de las veces la esposa, las hijas o nueras quienes desempeñan esta tarea, generalmente sin recibir un ingreso por esta labor. Una de las situaciones que acompañan este escenario es la creciente presencia de enfermedades crónicas entre las personas adultas mayores, siendo en muchos casos las causantes  de dependencia y cuidados especializados y de largo plazo. Afrontar esta situación la mayor parte de las veces no resulta nada fácil para los familiares y el propio paciente, de modo que cada vez son más necesarios servicios de atención para atender estas demandas de salud, sin embargo en México, como en muchos países del mundo,  son todavía los familiares y principalmente las mujeres de estas familias quienes asumen este reto la mayor parte de las veces en detrimento del desarrollo de su propio proyecto personal y su salud.

Para corregir esta situación no hay que hablar solo de conciliación, sino de “conciliación y corresponsabilidad”, señala Rocío Rodríguez. “Una corresponsabilidad efectiva, y no selectiva”, amplia. “Con esto quiero decir que muchos varones han asumido responsabilidades del hogar y familiares pero, por ejemplo, vinculadas a ciertas tareas concretas y siempre subordinadas al resto de actividades, incluso lúdicas, que atienden. Al revés no ocurre: las mujeres priorizan su función de cuidadora familiar por encima de todas las demás, renunciando a llevar a cabo otro tipo de actividades profesionales y no profesionales o reduciendo considerablemente el tiempo que les dedican” (Aurelia Jerez, presidenta de la Coordinadora Estatal de Plataformas por la Dependencia de España, 2019). 


GERICARE-1811-2700

¿Cuáles son los retos sociales respecto al trabajo de cuidados? 

Uno de los retos más importantes en torno al cuidado, es revalorar la figura del cuidador para que su labor no lo consuma ni merme su estado de salud.  La relevancia del cuidador es tal que muchas veces sostiene a la familia y en términos más amplios, a la sociedad entera proporcionando este tipo de trabajo muchas veces sin remuneración económica. Según estudios realizados por la Asociación Mexicana de Cuidados Gerontológicos, muchos de los cuidadores son familiares, son mujeres y son jubiladas. Esto indica que aún faltan muchos cuidadores, señaló Daniel de Jesús Uribe González, representante de la ese organismo.

La tarea de cuidador es costosa y supone una importante carga física, psíquica y emocional ya que tiende a desempeñar estas actividades con un fuerte compromiso afectivo y de responsabilidad. En esta relación, es necesario que ambos reciban ayuda, comprensión y voluntad por parte de la familia y la sociedad,como puntualizan ngel García Leppe y Corina Espinosa Hernández, integrantes de la Clínica de la Memoria, y del Departamento de Enseñanza, Investigación e Información  del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM, 2019).

Se estima que un 80% de los cuidadores padece de cansancio, fatiga y estrés, un 76% siente dolores de espalda y un 50% sufre de insomnio. Por este motivo y la tarea costosa diaria que desempeñan estos trabajadores, deberían disponer de un tiempo libre para su autocuidado.Las principales necesidades de un cuidador son el autocuidado, el reconocimiento social, la ayuda económica y el apoyo emocional.

 

Staff Gericare

Referencias

CUIDEO (2017). Día del cuidador: Superhéroes homenajeados. Consultado el 4 de noviembre de 2019 en https://cuideo.com/blog-cuideo/dia-del-cuidador-superheroes-homenajeados/

De la Cuesta, C. (2007). El cuidado del otro: Desafíos y posibilidades. Consultado el 4 de noviembre en https://www.redalyc.org/pdf/1052/105215404012.pdf

INAPAM (2019). Cuidando al Cuidador” Jornada para conmemorar el Día Internacional del Alzheimer. Consultado el 4 de noviembre de 2019 https://www.gob.mx/inapam/prensa/es-urgente-formar-mas-cuidadores-y-cuidarlos-senala-el-inapam-175176?idiom=es

INGER (2019). El cuidado del cuidador. Consultado el 4 de noviembre de 2019 en http://inger.gob.mx/pluginfile.php/1957/mod_resource/content/5/Repositorio_Cursos/Archivos/Promocion/Unidad_IV/PSM_Lectura_Manual_El_cuidado_del_cuidador.pdf

OMS (2019). Datos interesantes sobre envejecimiento. Consultado el  30 de octubre en https://www.who.int/ageing/about/facts/es/

 

No hay reseñas de “La importancia de los cuidadores en una sociedad que envejece”

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Required fields are marked *

*