¿Qué implica el cuidado?

Sin duda, un nuevo rol que emerge en las sociedades es la figura del cuidador. Aunque es una actividad que se ha desarollado por mucho tiempo, lo cierto es que en fechas recientes ha tomado suma relevancia en el debate público y social como una parte fundamental de las formas de atención personas adultas mayores dependientes, aunque no se limita solamente a este sector, pues el cuidado como se verá, implica un conjunto de actividades que permiten que la vida cotidiana pueda desarrollarse y se sostenga la vida, pues todos, sin excepción hemos recibido o brindado algún tipo de cuidado.

Una de las principales problemáticas que afrontan las personas cuidadoras, es la carga de dicha actividad, el aislamiento que sobrellevan y el poco apoyo que tienen de otros miembros de la familia, sin embargo, lo que surge paralelamente de este fenómeno, es la poca valoración que dichas actividades tienen en la sociedad y nulo soporte que reciben de instituciones gubernamentales.

El trabajo de cuidar: un asunto de género

Aunque normalmente el cuidado se asocia a una actividad de prácticas sistemáticas que hacen posible que un ser humano pueda resolver acciones que no puede desempeñar por sí misma, comúnmente éstas se ubican dentro de la atención de la salud, sin embargo, existen muchas implicaciones de dicho concepto. Por ejemplo, el concerniente a la desigualdad entre el tiempo que dedican a estas actividades mujeres y hombres. La OXFAM (2020) reveló en su más reciente informe, la enorme desigualdad entre ricos, pobres y entre mujeres y niñas respecto al trabajo de cuidados.

El cuidado que desarrollan gran parte de un colectivo de mujeres en el planeta, son tareas  esenciales para el funcionamiento de la sociedad y la economía, pero que en su mayoría no reciben ningún tipo de remuneración. Estas tareas incluyen desde el cuidado a los demás, hasta cocinar, limpiar y recoger leña o agua, y aunque son actividades que se llevan a cabo dentro de la vida privada, la OXFAM señala que este “trabajo de cuidados” debería estar cubierto por el sector público. 

El reporte de este organismo apunta: 

  • El 75% de esas labores lo hacen las mujeres y niñas sin recibir ninguna remuneración a cambio.
  • El tiempo dedicado alrededor del mundo en tareas domésticas no pagadas es de 12.500 millones de horas diarias, lo que equivale a 1.500 millones de personas trabajando ocho horas al día sin recibir ninguna remuneración.
  • A nivel global, el 42% de las mujeres en edad de trabajar no forma parte de la obra remunerada, frente al 6% de los hombres, debido al trabajo de cuidados no remunerado que deben asumir. 

david-monje-4podE_V_tAc-unsplash

El cuidado a personas dependientes

El cuidado de un ser querido es un hecho ineludible que sucederá en alguna etapa de la vida de los seres humanos. En algún momento en el futuro, es probable que cuides a alguien. Podría ser un padre, abuelo o hermano que está enfermo, discapacitado o que requiere de apoyo especial. No obstante, para llevar a cabo estas tareas no existen cursos de preparación para afrontar los enormes retos que representa atender las necesidades diarias de salud, por lo que la experiencia suele ser abrumadora. Una de las consecuencias negativas se da en la salud de los cuidadores a nivel físico, con la mayor presencia de ansiedad, depresión, cansancio, problemas digestivos,  para dormir, y en general en el deterioro de la calidad de vida de la persona que brinda cuidados. Asimismo, como su vida gira en torno a la vida de su familiar, las personas se muestran impacientes, desmotivadas y con sentimientos desesperanza provocando resentimiento, aislamiento y tensión con otros familiares . 

De esta manera, el cuidado de un familiar dependiente es, en general, una experiencia prolongada que exige reorganizar la vida familiar, laboral y social en función de las tareas que implica cuidar. Es decir, que afecta de forma negativa en áreas muy importantes de la vida de cualquier persona: salud, trabajo, economía, y actividades de ocio, entre otras. Así, el cuidado representa un problema que no sólo afecta a nivel de la vida privada sino que trasciende a lo público, por lo que es importante seguir señalando el papel tan fundamental que tiene el cuidado  y la labor del cuidador en la sociedad.

Fuentes: 

OXFAM (2020). Sobre el informe Oxfam, desigualdad y el trabajo de cuidados

https://www.lahaine.org/mundo.php/sobre-el-informe-oxfam-desigualdad

No hay reseñas de “¿Qué implica el cuidado?”

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Required fields are marked *

*