Rejuveneciendo con la nutrición

“La alimentación poco saludable y el no practicar actividad física con regularidad son las principales causas de las enfermedades crónicas más importantes”

La alimentación es fundamental para todas la etapas de la vida, desde que estamos en el vientre de nuestra madre, estamos absorbiendo nutrientes que nos ayudan a desarrollarnos para crecer de una manera adecuada, cada una de las etapas de nuestra vida vamos presentando cambios fisiológicos que nos llevan a consumir ciertos nutrientes que nos aportan una función especifica para determinada etapa.

Es muy importante poner atención en los cambios metabólicos que se están presentando en la etapa del adulto mayor, ya que son la clave para poder mantener un envejecimiento exitoso.

Las recomendaciones generales para esta etapa son consumir el aporte adecuado de calcio, esto nos ayudará a evitar problemas de osteoporosis, artritis o huesos débiles, así como el aumento de proteína de alta calidad para no perder nuestra masa muscular y eso nos ayudará a mantenernos fuertes. Así mismo, es importante moderar el consumo de carbohidratos y evitar alimentos altos en grasa. Todas las vitaminas y todos los minerales son parte fundamental de la dieta.

¿Cómo debemos de comer?

  1. Se debe de consumir en mayor cantidad las frutas y verduras y acostumbrar a tomar 2 litros de agua, esto nos dará el aporte de fibra, vitaminas y minerales y la hidratación de nuestro cuerpo.
  2. Después, manejar los cereales integrales, como pan integral, avena integral, etc, para obtener una porción de carbohidratos y de fibra que nos ayude a dar energía a nuestro cuerpo y evitar problemas de estreñimiento.
  3. El aporte de proteína y calcio se encargarán los alimentos de origen animal, procurando el pescado y pollo, los lácteos se recomiendan que sean descremados o semidescremados
  4. El grupo de grasas y azúcares se de debe de limitar su consumo, prefiriendo las grasas naturales como el aguacate, almendras, nueces etc.

No olvidemos que “el mantenernos activos nos mantiene más vivos”.

Se recomienda por las mañanas y por las noches tomar 15 min de relajación; realizar estiramientos leves para relajar nuestros músculos y nuestra mente.

Realice actividad física como mínimo 3 veces por semana, acuda con un experto para que le pueda asesorar en qué tipo de ejercicio es el mejor para usted.

Actívese, coma saludablemente, y mantenga siempre su mente con pensamientos positivos: son los 3 factores para poder tener una mejor calidad de vida.

Lic. Dalia Gómez Garza
Nutrióloga

 

Referencias:
Nutriología Médica por Esther Casanueva, Martha Kaufer-Hourwits, Ana Bertha Perez Lizaur y Pedro Arrollo

No hay reseñas de “Rejuveneciendo con la nutrición”

Dejar una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Required fields are marked *

*